Por qué si no vemos a Anakin Skywalker en el Episodio IX (y preferiblemente interpretado por Hyden Christensen), una parte de mí se sentirá decepcionada, por mucho que me guste la película… a no ser que…

anakin-skywalker-2

Creo que si algo ha podido traslucir de las entradas que llevo escritas en este blog es lo mucho que me gustan TODAS las películas de Star Wars, o quizá debería concretar, y decir ya de la Saga de los Skywalker. Su concepción me parece épica, no tanto ya a un nivel de su historia interna, sino de cómo se han ido gestando a lo largo de diferentes épocas, desde el primer guión visionario de George Lucas, potenciado por la visión de gente magnífica a su alrededor, que acabó haciendo crecer Star Wars hasta ser la epopeya galáctica de nuestro tiempo, la evocación de nuestro futuro, contada en clave de nuestro pasado, pero también desde el gusto y la sensibilidad (que no todos tienen). Sobre todo, desde la necesidad de nuestro tiempo.

Cada trilogía de la saga tiene su puntos más fuertes, pero todas aportan algo de forma decisiva. Sin embargo, y de forma comprensible, de la que más podemos dudar qué es lo que aporta de forma tan decisiva al conjunto es de la trilogía de las secuelas, y si somos justos con ellas, es sin duda por estas dos cosas: están sin terminar, y nos falta perspectiva para poder juzgarlas de forma adecuada dentro del conjunto de la saga.

Dijo J. J. Abrams, a finales del año pasado (después de una película fundacional de esta tercera trilogía, “El Despertar de la Fuerza”,  en la que la que las directrices de Disney fueron sin duda aproximarse en todo lo más posible a las originales, evitando a las precuelas, una postura forzada por un interés económico y sin duda poco sabia), que el Episodio IX sería una película integradora de las tres trilogías. La cúspide que acabaría por revelar la columna maestra sobre la que se sostienen las nueve películas.

JediGhosts-ROTJ

Ya en el Episodio VIII Rian Johnson supo abstraerse de las directrices de Disney, introduciendo la época de las precuelas a través de una de las conversaciones que mantienen Luke y Rey, en el que sin duda fue uno de los mejores momentos de “Los Últimos Jedi”.

Y es que si esta es efectivamente la Saga de los Skywalker, y Rey no es una Skywalker, algo no termina de encajar en esta saga. Quizá hay cosas que se nos escapan, que sin duda no se nos han contado aún, pero sobre las que podemos especular.

Muchos criticaron la muerte de Luke en el VIII. El arco argumental de Luke, la caracterización de su personaje en “Los Últimos Jedi” fue quizá el factor decisivo que más enardeció a los fans que no supieron dejarse llevar por la maravilla que nos hizo vivir Rian Johnson en su película. Pero para mí puede ser uno de los aspectos fundamentales para pensar en las cosas que veamos en el Episodio IX.

Ya en la fase de diseño artístico y visual del Episodio VIII se barajaron algunas ideas acerca de la importancia que tendría en la historia la realidad donde viven aquellos que son capaces de convertirse en fantasmas de la Fuerza.
Los hemos visto aparecer de forma progresiva a lo largo de la saga: la voz de Qui-Gon Jinn en el Episodio II, el fantasma de Obi-Wan Kenobi en el V, Los fantasmas de Yoda, Obi-Wan y Anakin en el VI, las voces de Yoda y Obi-Wan en el VII, el fantasma de Yoda, de nuevo en el VIII…

star-wars-rebels

Da la sensación de que a lo largo de las películas discurre una historia paralela que no vemos, que daría para escribir novelas enteras, y discurre más en esa otra realidad.
Una historia que la maestría demostrada por Dave Filoni en Rebels demuestra que podría ser contada, y que incluso algo de ella veremos en el IX.  Y es en esa parte de la historia de la que aún no sabemos nada, y cuya parte final quizá se nos sea contada en el IX, donde sin duda radica la importancia del personaje de Anakin, del que lo único que hemos presenciado en esta trilogía es el testimonio de su muerte física, el casco derretido por el fuego purificador con que Luke quemó el cuerpo de su padre redimido en “El Retorno del Jedi”. (Ese Jedi que siempre pensamos que era Luke, pero que cuando vimos las precuelas aprendimos que era el mismo Anakin).

Parece casi obligado, por la mera inercia de la historia, que ese testimonio de muerte física (adorado por un Kylo Ren perdido por años de maquinaciones oscuras de Snoke sobre su mente inmadura) sea sucedido por la presencia espiritual de Anakin en el IX, como colofón que engarce y de sentido a todas las películas de la saga.

Desde luego sería mucho más satisfactorio si fuese el propio Hyden Christensen el actor que de vida de nuevo a Anakin Skywalker. Puede ser la clave de la redención de Ben Solo,  pero en ella también tendrá mucho que ver, para bien o para mal, Rey. Rey desheredada y deslegitimada. Rey de Ningún Lugar, Rey de Nadie. Sin título, sin apellido, sin legado… Y es en este momento cuando se me ocurre pensar qué conexión puede haber entre Rey y Anakin Skywalker, y cómo de fundamental será en la historia esa conexión. Y si tal conexión existe, será quizá la única forma en que el Episodio IX pueda resultar satisfactorio, sabiendo engranar las nueve películas aún sin la necesidad de la presencia de Hyden Christensen, por más que a mí me gustaría verlo en la última película de la saga.

b4df83b382c2c9e40b264bb1cff6f4cb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s